Instantes decisivos

2018060808351490290

Hace unos días recibí en mi estudio al joven fotógrafo discípulo de Joel Meyerowitz, de origen español alemán, Joshua Jara Kercher. Hablamos de su obra, que se centra en la investigación sobreficciones entre el mundo real, el científico, y las recreaciones robóticas. Todo esto a través de un espíritu de un lector empedernido de temas que van desde la ciencia a dilemas históricos e incluso éticos a través de lecturas como la de la biografía de Eva Braun. Los fotógrafos son por naturaleza observadores; de esos instantes decisivos que marcó como dogma Cartier Bresson. Y en el contexto contemporáneo, charlo con Jara Kercher sobre el fenómeno de lo instantáneo actual en el mundo de la imagen, y qué efectos particulares tiene algo como instagram en las nuevas generaciones de fotógrafos. Parece que la fotografía anterior a la irrupción digital, tenía un poso de reflexión, de sorpresa por lo que se estaba “grabando” en el negativo. Pero aquello cambió con la llegada de lo digital hace años y ahora uno es capaz de tomar una fotografía y con el mismo dispositivo colocarla en un espacio público que es la red: la instantánea se lleva a ese extremo de inmediatez de producción-exhibición. Y es cierto también que esto convierte en más difícil la tarea del fotógrafo porque a esa supuesta sencillez le acompaña lo complejo de aportar algo nuevo y crítico. Pero esto ha venido para quedarse, y como signo de que las cosas están cambiando sirva como ejemplo la acción que ha propuesto la artista Cristina de Middel, premio nacional de fotografía 2017 y comisaria principal de esta edición de PhotoEspaña 2018. Para este festival ha ideado varias muestras en Madrid, desde una visión de los fotógrafos de la agencia Magnum, a una exposición de fotografía holandesa o la retrospectiva del fotógrafo africano Samuel Fosso, pero también ha propuesto una actividad que se relaciona con esos conceptos de lo instantáneo, de la nueva foto e instagram. De Middel ha creado un taller curatorial que se despliega durante 4 días en Tabacalera Madrid y en el que participan un grupo de fotógrafos e instagramers. Todos ellos toman imágenes desde un teléfono móvil bajo una serie de conceptos. Las imágenes se distribuyen por la red y más tarde se generará una exposición. Desde aquella primera imagen que se tiene como primera de la historia, la tomada por Niepce en el año 1826, hasta la imagen que acompaña este post realizada y “posteada” recientemente por Jara Kercher han pasado casi 200 años, pero estoy convencido de que ambos fotógrafos estaban preocupados por capturar un instante, y me imagino a los dos viendo por primera vez la imagen y tener ese impulso de querer mostrar a los demás lo que habían visto: YA, o de forma instantánea.